20 años de mujeres en ritual, para seguirnos viendo en el espejo

ESCENA NORTE | Crítica de arte escénico | Por Eunice Contreras

0
287

Tijuana BC, 08 de noviembre de 2019.- Cada que voy a ver Mujeres en Ritual (MER) me pregunto, ¿a qué voy?, pues por fin después de varias oportunidades anoche, concluí que voy a verme en el espejo.  Así, que la merecida celebración de Dora Arreola creadora de este concepto que, empezó como un taller en la Casa de la Cultura de Tijuana en 1999, ayer llegó a sus 20 años de integración, sorprendiéndonos gratamente a todos los presentes, en el entendido que MER sigue evolucionando y que lo que empezó como un taller explorador del ser mujer en este pedazo de tierra tan sui géneris con todas sus variantes, hoy en día se transforma en una plataforma de colaboración donde convergen poderosas y a la vez humildes mujeres artistas, levantando su voz a través de la batuta de la gran Dora Arreola.

Así, lo que inicialmente parecía una función más inició con un trabajo videográfico que nos paseó sutilmente por estos 20 años que a la larga parecen nada y son todo, para posteriormente iniciar con el clásico y empoderado desfile de sillas, que de entrada anuncia que algo fuerte ocurrirá y que esta vez rebasó la fuerza con un bien trazado ejercicio escénico sublime, a través del cual nos expusieron las caretas de todas las mujeres en este universo actual, donde fuera de clichés se detonaron discursos desde el origen, la identidad, el dolor, la alegría, las fronteras, la plegaria misma de las de nuestro género en el fatídico mundo que ahora nos toca vivir.

Otro detalle que sumó en esta celebración escénica fue la participación de artistas invitadas, como las bailarinas Miroslava Wilson, Briseida López, Victoria Reyes y Celeste Miller; así como la artista escénica Andrea Assaf, y es que en este MER había espacio, tiempo y voz para todos los cuerpos, para todas las voces, para todos los vientos que provocan los cuerpos exponiendo sus sentires, tan íntimos y tan universales, tan compartidos, como un gran espejo donde todos pudimos encontrarnos y remover las más sensibles fibras de nuestras almas.

En la Sala del Cine Tonalá, quedó plasmada la importancia de la experiencia, de la confrontación diaria, del gran magnetismo que Dora Arreola tiene para identificar las realidades y transformarlas en el escenario a través de su idea, desde su existir, de su origen, y desde el amor mismo porque lo que se hace.

Los 20 años de MER, sin duda reunió a muchos de los mejores en la escena tijuanense, Aymé Giles, Bibi Uribe, Grissel Avilés, Siki Carpio, Inés de la Crass, Araceli López, María Vale, Mara Maciel, Daniela Rodríguez; en tanto que la producción estuvo arropada por Lupillo Arreola en la dirección técnica y diseño de iluminación, Leslie Canizalez asistiendo en la producción, Hibram Rodríguez en asesoría técnica, Rubén Valencia en el apoyo técnico, Oscar Guzmán en sonido, Israel Josafat en el diseño de promoción, Sandra Díaz en el diseño de vestuario, Víctor González en la escenografía. Además se contó con la participación de la artista visual Adriana Trujillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here