RESURGIR, INTRA UN ESPEJO PARA MIRARSE

0
618

Tijuana BC, 12 de marzo de 2021.- Si hablamos del arte de resurgir, sin duda, estamos ante la notoria obligatoriedad de replantearnos, de recuperarnos, de redescubrirnos con lo que fuimos y así empezar a sustraer nuestros pedazos para reconstruirnos.
Justo hace un par meses escribía sobre la limitación de los procesos creativos en tiempos de parálisis, de lo cómodo que era para muchos artistas escénicos «crear» en tiempos de pandemia desde un rincón de sus casas habitación, de sus patios, escaleras, de sus alcobas. Entonces no veía historias construidas que nos hablaran más allá de lo inmediato, de la conformidad del aquí estoy y haré poco, pero en redes me verán muchos. Vaya potencia que tienen las redes sociales, donde el objetivo es acumular likes, lejos muy lejos de la verdadera reflexión.
Así, esperé un tiempo, y a lo largo de casi un año surgieron potencialidades en línea con un poco más de inventiva, con principio, con desarrollo, clímax y finales, algunos predecibles, algunos no, un par de video danzas con sutilezas para aportar, pero nada más.
Entre que pasaba y no pasaba nada y los muchos esfuerzos de la comunidad artística por reactivar espacios que abrieran su puerta a la actividad escénica; recibí una invitación para asistir a la grabación de una pieza de danza contemporánea creada en la antesala de esta parálisis masiva, a realizarse en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana.
Los invitados realmente éramos pocos, 10 y acudimos 5. La invitación nos la hacía la bailarina y actriz Azalea López quien hizo una carrera contundente en la escena de la danza internacional como parte de una agrupación de la localidad en Tijuana, y que ahora da continuidad a su carrera artística en términos de lo unipersonal.
Azalea López, desde siempre nos brindó la posibilidad de una boca escénica llena con su sola y única presencia.
Con una vena interpretativa como pocas, y después de dos años de ausencia, Azalea López regresó a los foros tijuanenses con INTRA, procedimiento para resurgir, una pieza con una carga simbólica inigualable, alejada de los clichés del feminismo pero que nos expone a una mujer que se confronta con lo que ha sido, desde sus ancestros hasta su hoy y su ahora, llena de contrariedades, pero también vacía, a la espera de una nueva plenitud.
Así, el teatro sórdidamente vacío, dos camarógrafos, 5 espectadores, más el staff repartido por los recovecos del foro, aparecía sobre la sobria escenografía e imponente iluminación la figura de una mujer levitando, que empezaba a caer como en cámara lenta, de espaldas al reflejo ambar de un nuevo comienzo, al tiempo pendiendo de varias tiras un par de posibilidades, los instrumentos clásicos por antonomasia para toda mujer, cazuela, cuchara y cuchillo; al fondo los tacones, un cúmulo de papeles estrictamente ordenados y la danza bipolar de quien se busca para encontrarse tal y como esté, con el objetivo único de recomponerse.
Así es INTRA, un espejo para mirarse que potenta un tratado estético sobre la introspección en soledad; así como un tránsito por un camino que nos lleva de regreso al origen de la vida en la búsqueda de lo esencial, donde auto-objetivarse devela nuestra deformidad, espantándonos; ubicándonos en el camino para depurar lo acumulado en los devenires del mundo reduciéndonos a lo indispensable, pero donde además, se nos brinda la única posibilidad de forjar la resiliencia ante un estado de crisis que nos conduzca a un resurgimiento con un amplio horizonte de esperanza.
Este magistral solo, contó con la dirección escénica de la experimentada titiritera y artista escénica Karina Hurtado, quien sin duda encontró en Azalea López una masa llena de vivencias y talento para el desarrollo de esta pieza cuya idea original recae en su intérprete.
La pieza de danza y monólogo escénico, será estrenada en línea por el Centro Cultural Tijuana como parte de las actividades «Rumbo a Cuerpos en Tránsito» entre la primera y segunda semana de abril de 2021.
INTRA, procedimiento para resurgir, bien puede ser el detonante que reactive a las aletargadas audiencias a vibrar en presencial este espectáculo que nos brinda un espejo para mirarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here