EL ORIGEN Y EL SABOR DE LA CERVEZA ARTESANAL EN TIJUANA SE LLAMA «BOSIGER»

0
292

**La marca tijuanense ha sido galardonada a nivel nacional e internacional por la «Copa Cervecera del Pacífico», la «Copa Quetzal Bicentenario» y «Cerveza México», en sus presentaciones «Nueva Zelanda» y «San Francisco»
**Además de haber obtenido el sello «Mejor Cervecería Pequeña»
**Cerveza Bosiger se distribuye con gran éxito en la región, Ciudad de México, Puebla, Nuevo León, Guadalajara y Los Cabos
TIJUANA BC, 16 de noviembre de 2021.- Como una flor en el desierto, desde hace 20 años, «Bosiger», la cerveza artesanal clásica de origen netamente tijuanense, de sabor y estilo suizo, empieza a cocinarse con la iniciativa y creatividad del siempre tenaz Demian Bosiger Sandoval, creador de la marca y precursor de la cerveza artesanal en esta frontera, cuyas creaciones han sido objeto de merecidas distinciones en los ámbitos local, nacional e internacional.
Así, las justas más importantes en la materia, han distinguido el sello y la calidad de Bosiger en sus presentaciones «Nueva Zelanda» y «San Francisco», todos galardones obtenidos durante este crucial 2021, pero que para Bosiger y su creador, ha representado uno de los años más productivos para su pequeña pero sinigual planta cervecera que se ubica en el corazón de la pequeña ciudad de los bares de Tijuana, Plaza Fiesta.
Así, en 2021 Cerveza Bosiger participó en la «Copa Cervecera del Pacífico», concurso que se lleva a cabo en Ensenada, en la cual se obtuvieron dos preseas, una para la variación «Nueva Zelanda», una cerveza lager que ganó Medalla de Oro, y la presea de plata para la cerveza «San Francisco».

En tanto que en el mes de junio de este mismo año, se llevó a cabo la justa internacional «Copa Quetzal Bicentenario» siendo la primera vez en 20 años, en que la marca compitió fuera de la región al lado de concursantes provenientes de Guatemala, Panamá, El Salvador, México; entre otros países de Latinoamérica, donde se hicieron acreedores a la presea de Plata para su «Cerveza Especial de 12 grados»; comentó Demian Bosiger.
Del mismo modo, continuó Demian, su marca tomó lugar en la copa más importante del país dentro del ámbito de lo nacional en la justa «Cerveza México», un concurso anual en el cual la marca tijuanense de cerveza artesanal obtuvo medalla de oro para su variante «Nueva Zelanda», mientras que la «San Francisco», una delicada cerveza oscura de agrio sutil, se trajo la presea de Plata; seleccionadas entre un total de 612 cervezas participantes.
Cabe resaltar que en esta justa nacional, Bosiger también presentó su variante de Guayaba, misma que también obtuvo medalla de plata; ganando a su vez una distinción más como «Mejor Cervecería Pequeña», de entre 130 cervecerías. Para que una cerveza pueda ser identificada como ganadora, los jueces consideran aroma, apariencia, sabor, cuerpo e impresión general, por lo que no sólo el sabor construye el triunfo, sino también la imagen de la misma, donde la presentación es el plus en esta selección.

Cerveza Bosiger se produce y distribuye en alrededor de 20 bares de la ciudad, así como en bares de otras entidades como Nuevo León, Puebla, Ciudad de México, Guadalajara, Los Cabos, entre otras.
«Durante pandemia, mientras el bar estuvo cerrado por razones obvias, nuestro avance en la distribución de nuestra cerveza aumentó, con lo cual se aceleraron los procesos de producción, concibiendo mayor sentido en el arte de crear y cocinar cerveza artesanal» comentó Demian.
Así, en una divertida platica llena de anécdotas, fue inevitable descubrir como los grandes logros se originan en sueños, en pasatiempos, así como textualmente Demian lo compartió: «Cocinar cerveza para mí empezó como un hobbie. Yo trabajaba desde que tenía 16 años en el Sótano Suizo en el año de 1993. En aquél tiempo, la cervecería Cuauhtémoc nos llevaba una vez al año a sus plantas productivas en Tecate a un Pick Nick, al cual yo siempre iba, y desde entonces me encantaba ver la gran maquinaria, el aroma, esa planta enorme y bien estructurada, luego empezó el boom de la cerveza artesanal en San Diego, en donde descubrí que en varios bares cocinaban ahí su propia cerveza y conocí lo que era una microcervecería, y dije quiero hacer eso».

Entre memorias muy claras, Demian dijo recordar que, la primera cerveza que probó fue una cerveza alemana de importación que su papá traía para vender en su bar, cuyo sabor se quedó para siempre en su memoria y así generó su propio estilo para cocinar cerveza, con el sabor tradicional de la cerveza alemana, preferentemente las lager claras, oscuras, ahumadas o ámbar.
«En una de mis tantas idas a San Diego a los bares que tenían microcervecería, vi a la venta el kit para hacer cerveza en casa, con un máximo de 20 litros, me lo compré, hice mi primer cheve, esperé 14 días, la probé y me encantó», sostuvo.
Con ese kit, Demian empezó a cocinar cerveza para los clientes asiduos del bar de su padre, proceso en el que desde un principio omitió el paso del embotellamiento del producto, para trabajar directamente en barriles, ya que en el bar había barrileras con líneas dispuestas, y las quiso aprovechar.

Así los clientes empezaron a recibir muestras en sus visitas al bar y poco a poco las empezaron a pedir la cerveza que la casa cocinaba, lo que resultó justo a la medida de los tiempos de preparación, ya que Demian tardaba 2 semanas en producirla, y una semana en venderla, para empezar otro proceso productivo; así que eventualmente cocinaba dos tipos de cheves, ya que la intención era ir sacando más producto para la siguiente semana.
Con esta actividad, se empezaba a cristalizar la marca Bosiger, con un estilo y sabor único, hasta llegar a
establecer una pequeña planta productiva en el mismo bar que lleva el nombre de la marca, el cual cuenta con 18 líneas para probar cerveza artesanal de diferentes sabores y cuenta con una capacidad de 32 líneas de variedad.
«Mi próximo reto como creador de cerveza artesanal es hacer crecer la planta productiva de mi marca de cerveza, generar nuevos sabores y aumentar su distribución, sacar la planta de producción del bar para dejarlo como sala de degustación e instalar una planta más grande en forma»; nos compartió nuestro entrevistado y que de acuerdo a los tiempos estimados por él mismo, estos planes tomarán lugar a finales de 2023.

Sin duda, la geografía es clave para el desarrollo económico de jóvenes emprendedores como Demian Bosiger, quien tiene una forma muy particular de reconocer a nuestra frontera: «Tijuana es muy noble, aquí todo mundo toma cheve, hombres, mujeres, todo tipo de status, clase alta, media y baja, somos cheleros, además donde hay playa siempre hay cheve».
Cabe mencionar que los sellos galardonados, están a precios verdaderamente accesibles, la pinta de medio litro está entre 59 y 69 pesos, además que en el Bosiger Bar tienen hora feliz de 05:00 a 07:00 pm y todos los medios litros bajan a 59 pesos de miércoles a sábado. La planta de producción labora de lunes a sábado.
Bosiger es una cervecería de pequeño formato, con un capital humano breve pero de gran experiencia, donde la pasión por cocinar cerveza se traduce a un sabor único y clásico para todo aquel que visita Bosiger Bar.
Cabe destacar que muchos inversionistas traducen su capital de manera monetaria, aquí en Bosiger, la inversión se traduce a 20 años, superando por mucho la valía de cualquier joven que emprende, considerando que para alcanzar la meta, el tiempo es vital, no importa cuánto, mientras el objetivo esté en la mira.
No dudamos pues, que en breve tendremos una gran representación durante la Copa mundial «The World Beer Cup», un evento bianual y una justa más en la que Demian Bosiger pondrá a prueba la calidad y sabor único de su sello de cerveza artesanal.
Qué más podemos decirles queridos lectores, mejor los invitamos a probar Bosiger de miércoles a sábado en el corazón de Plaza Fiesta, así como a visitar las redes sociales del precursor de la cerveza artesanal en Tijuana, el gran y sencillo Demian Bosiger Sandoval. https://www.facebook.com/BOSIGER.BEER

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here