SE FRAGUA EL CAMINO CULTURAL EN BC

0
1941

**Llegó el momento del adiós para algunos y la llegada para otros
TIJUANA BC, 28 de agosto de 2021.- En la antesala de la definición del posible rumbo cultural de Baja California, el jueves pasado se hizo presente la secretaria de cultura a nivel nacional Alejandra Frausto en Tijuana, quien estuvo acompañada de otros miembros representantes de las diversas coordinaciones nacionales de música, literatura y el Festival Cervantino, para presenciar los resultados del programa federal «Raíz México: Giras Artísticas» en lo que a Baja California se refiere, en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana (CECUT).
De acuerdo con lo anterior y considerando que estamos viviendo un periodo de transición observado, más no señalado por una gran parte de la supeditada comunidad artística de la región, ya que, son muchos a los que les cuesta perder sus beneficios si atreven a externar lo que piensan; pareciera que todo este protocolo fue preparado para dar el inevitable adiós al actual secretario en el estado, Pedro Ochoa Palacio, reconfirmar a Vianka Santana en la dirección del CECUT, pero también para darle la bienvenida a quien posiblemente ocupará la Secretaría de Cultura en Baja California, la Lic. Magaly Ronquillo Palacios.
Así, con un discurso decadente, tal vez el último en público, Pedro Ochoa Palacio se jugó su última carta para asegurar su permanencia en la secretaría de cultura del estado, leyendo una misiva por parte del Gobernador Jaime Bonilla dirigida a la secretaria cultural federal, en donde, solicitan un homenaje nacional en memoria del recién fallecido artista plástico, Álvaro Blancarte.
No conforme con esta osadía que pretenden llevar a cabo en menos de 64 días que les quedan en el cargo, tanto al gobernador, como al actual secretario de cultura; el funcionario de escritorio, se atrevió a destacar la importancia de los apoyos federales en favor de la comunidad artística, de acuerdo a los tiempos de pandemia que hemos vivido. Seguramente en ese destacamento van implícitos, tanto el presupuesto asignado al Premio Estatal de Literatura en su más reciente edición, como los 27 millones de pesos etiquetados para la publicación de 40 títulos, de los cuales aún no se sabe nada.
Por si esto fuera poco, y a manera de estoque de oro, Ochoa Palacio pegó la carrera en cuanto se dio cuenta que en las butacas frontales de la cineteca «Carlos Monsiváis», donde se proyectaría el documental «Tengo un sueño» parte de esta actividad, no había un espacio asignado para integrarse con las autoridades nacionales, lo que para el ego del señor fue mortal y prefirió desaparecer, esfumarse, borrarse, perderse, hacer mutis, pues.
A contrapelo de lo anterior, la Lic. Magaly Ronquillo Palacios se ubicó entre Alejandra Frausto y la directora del CECUT Vianka Santana, mientras que a la extrema derecha muy posicionada se hallaba la alcaldesa electa de la ciudad Montserrat Caballero, quien se hizo presente en el evento sin escuder@ cultural alguno.
Así es como se fragua el camino cultural para Baja California, con una presencia joven, nueva en términos culturales y artísticos, pero que sin duda, será mucho mejor de lo que se ha tenido en los dos últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here