DESPUÉS DE MÁS DE 6 MESES ACÉFALO, EL IMAC YA TIENE NUEVO DIRECTOR

0
395

TIJUANA BC, 16 de agosto de 2022.- La mañana de este lunes 15 de agosto la presidente municipal de Tijuana, Montserrat Caballero Ramírez ratificó a quien durante por un poco más de 6 meses se ostentara como encargado de despacho del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Tijuana (IMAC), Jesús Emmanuel Villalba, tras el deceso de Mario Lamia, quien fue el director de la paramunicipal cultural desde el inicio de la administración de este XXIV Ayuntamiento.
Dato curioso, resultó la terna presentada por la primera edil, misma que estuvo integrada por el ya ratificado, Jesús Villalba y dos empleadas más del IMAC, Abigaíl Sandra Edith Cisneros de la Cruz quien es subdirectora de administrativa del instituto y Olga Erika García Ramírez actual coordinadora de programación y presupuesto de dicha instancia.
Cabe destacar que este extrañamiento en relación a la terna propuesta por Caballero Ramírez, se da en el sentido de que, si se toma en cuenta el reglamento interno del IMAC, el cual señala en la Fracción II del Artículo 24 que para poder dirigir el instituto el titular debe «contar con un perfil profesional acorde al objeto o fines del organismo y con experiencia en la materia…»; resulta pues que, ninguno de los y las integrantes de dicha terna cuentan con probada trayectoria en la promoción, gestión, difusión del quehacer artístico y cultural de este municipio; es decir, ni el ratificado, ni las otras dos aspirantes a directoras contaban con el requisito principal del perfil que el titular de esta instancia debe tener para dirigir el IMAC, al momento de ser votados.
Otro punto a observar es que se votó inicialmente por el ahora ratificado y a las mujeres se les negó la oportunidad de ser votadas, ya que a consideración de la unanimidad del voto para Jesús Villalba, la alcaldesa no consideró conveniente someter a votación a las otras dos aspirantes.
Por otro lado, durante esta designación no se leyeron los currículos de los tres integrantes de la terna, a efecto de salvaguardar la transparencia de dicha elección. Aunque, si tomamos en cuenta que, las y los integrantes de la terna, en ningún momento de la historia de esta frontera han formado parte activa de la comunidad artística y cultural tijuanense, razón que puede justificar la omisión de la lectura de sus «trayectorias».
De acuerdo con lo anterior y por las diversas irregularidades por las que ha pasado el IMAC desde hace un poco más de 6 meses, en el que empleados y ex empleados de esta instancia han evidenciado de manera pública que a los adentros de la paramunicipal cultural se han realizado denuncias por acoso sexual, despidos injustificados, pobre programación, o bien programación no concordante con el objetivo de operatividad propia del instituto, así como una mínima oferta pedagógica cultural; entre otros males, el rumbo de la institución sigue siendo incierto.
Las necesidades actuales del IMAC son claras y urgentes de acuerdo a su razón de ser: «apoyar, encauzar y promover la cultura entre la ciudadanía en general, unificando criterios para su promoción, agrupando a los organismos y asociaciones involucradas en la promoción cultural, la creación de oferta cultural y la capacitación artística; ofreciendo espacios y programas culturales para uso y disfrute de la ciudadanía y creando la estructura social necesaria para el desarrollo cultural e integral de los habitantes de Tijuana en el ámbito social e individual»; así lo indica el Artículo 2, del reglamento interno que debe regir a esta paramunicipal cultural.
Así pues, para cumplir el objetivo primordial de la institución, quien lo dirija debe tener la capacidad de cumplir y hacer cumplir dicho propósito; para lo que además de experiencia, el nuevo director también necesitará contar con las relaciones suficientes que le permitan coordinar acciones interinstitucionales que generen mejores actividades que de verdad vayan en favor de la comunidad; así como el hecho de identificar nichos artísticos en las comunidades de mayor rezago social, la identificación de líderes sensibles al arte dentro de las mismas que, a su vez conlleven a la creación y aplicación programas de impacto social a través del arte ajustadas a las necesidades de cada comunidad; que inviten a la práctica y entendimiento del arte y que por ende se construya una nueva generación de artistas en la ciudad.
Parece una misión casi imposible, si consideramos la nula experiencia y trayectoria en relación a la actividad artística y cultural tijuanense del ahora director del IMAC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here