ADIÓS HEBERT AXEL

0
1173

Tijuana BC, 19 de abril de 2020.- Me es difícil escribir sobre Hebert Axel, porque cuando un ser humano se ha dedicado por tanto tiempo a inyectar valor en los demás y ha hecho tanto por su idea, experiencia y práctica de la escena, como él lo hizo, uno se hace pequeño y no halla qué decir.

Pero aquí inicio este breve texto, para decir que Hebert Axel ha sido uno de los principales precursores del movimiento teatral tijuanense. Creativo, siempre visionario, tanto que convirtió un sótano de la legendaria Casa de la Cultura de Tijuana en una de las agrupaciones de teatro más emblemáticas y activas de la ciudad, la cual dio vida a la escena teatral de esta frontera y por la cual pasaron muchas generaciones de actores y actrices que hasta la fecha se encuentran en activo.

Hebert, fue maestro en el Taller de Teatro de la Casa de la Cultura por más de dos décadas, siempre estuvo dispuesto a la colaboración con otras artes como la danza, incluso la literatura en puestas que originalmente fueron prosa y en las que él encontró riqueza interpretativa, tanto en la trama como en sus personajes, ese fue el caso de Ramón y Conelio y de ¿Qué pasó con Schuachenáguer?, ambas del escritor tijuanense Luis Humberto Crosthwaite.

Por 26 años representó al San Miguel Arcángel en su clásica pastorela La Campesinela, una puesta que año con año se actualizaba según el contexto histórico, para recordarnos que hay un bien y hay un mal y hacernos reír cada diciembre.

Entre sus iniciativas académicas muchos fuimos parte de su Seminario de Teatro Vivencial y del Seminario de Improvización y Técnica Clown del cual se desprendió con gran éxito la liga de improvisación A Improjuanear se ha dicho.

Por otro lado, cómo olvidar su obra cumbre Rebelión con la cual la escena tijuanense obtuvo representación en la XXV Muestra Nacional de Teatro en el año 2006, La Rosa de Oro, En altamar; y tantas otras obras que con su existir contribuyeron a la creación y formación de públicos para esta disciplina artística que generalmente está pendiendo de un hilo, pero que para fortuna de muchos, siempre se contó con un Hebert Axel para arriesgarlo todo con tal de que la llama teatral siguiera viva.

Hebert Axel siempre tuvo una gran capacidad de gestión por lo que fue uno de los primeros artistas locales en acceder a la gran boca de la Sala de Espectáculos del CECUT, además de que sus actividades académicas siempre contaron con el apoyo de la unión de varias instituciones del ámbito local y nacional como el Instituto Nacional de Bellas Artes, el Instituto de Cultura de Baja California, el Centro Estatal de las Artes, el Centro Cultural Tijuana en coordinación con la Compañía del Sótano.

Y es que no es para menos, si consideramos que Hebert proviene de una aguerrida generación de actores como Manuel Villaseñor, Isabel Rolón, Sergio Limón, Laura Durán, entre otros.

Los tiempos teatrales de Hebert fuerón díficiles, la década ochentera, indiscutiblemente eran otros tiempos, había que recurrir a las fotocopias, a la pegada de carteles en cafés, bares, restaurantes que fueran sensibles al arte, había incluso que convencer a tus amigos, familia y conocidos para que compraran una entrada al teatro, pero no solo eso, sino para que el día de la función ocuparan su butaca. Y así, cada obstáculo siempre representó un escalón para él y para quienes lo seguían.

Recientemente Hebert estuvo dedicados a la función pública cultural desde las instituciones y ocupó cargos como la coordinación de la Casa de la Cultura de Tijuana, la Subdirección del CECUT y finalmente la coordinación de la Casa de la Cultura San Antonio de los Buenos.

Hoy decimos adiós a Hebert Axel, el actor, director, maestro y promotor cultural del teatro tijuanense, con él se va el cuerpo, pero aquí queda su espíritu, en cada uno de los ocupamos su aula, en cada uno de los que nos sentamos a aplaudir su talento y el de sus discípulos, pero también habrá un vacío en el que no habrá reemplazo.

Descanse en paz Hebert Axel González.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here