MÁS DE 50 MIL PERSONAS ASISITIERON A LAS ACTIVIDADES DEL FESTIVAL DE OCTUBRE

0
267

**Tan solo en eventos masivos asistieron 46 mil 167 personas
TIJUANA BC, 13 de noviembre de 2022.- El pasado 11 de noviembre la XXI Edición del Festival de Octubre llegó a su fin y con su clausura se arrojaron resultados que no se habían registrado antes en la historia del Festival; y es que como ya lo mencionamos al inicio de la actividad cultural más importante de Baja California, para esta edición se contemplaron 188 acciones dentro y fuera de Baja California.
Lo anterior sumado a fiestas en barrios populares de los diferentes municipios del Estado, incluyendo los recién formados municipios de San Quintín y San Felipe, además de conferencias, talleres, exposiciones, conversatorios, presentaciones de libros, la presentación a nivel nacional de la cultura, tradiciones, artesanía y gastronomía de nuestros Pueblos Yumanos, el aprovechamiento de los creadores artísticos bajacalifornianos que radican en el centro de México, que bien sirvió para exponer lo mucho que en términos de arte y cultura tiene nuestro Estado para dar, y quienes tomaron por foro los diferentes espacios del Centro Cultural Los Pinos en Ciudad de México; así como otras manifestaciones artísticas del otro lado de la frontera y en San Luis Río Colorado, Sonora.
Es importante destacar que para generar una organización y logística; así como la difusión y promoción de todas las actividades que en este 2022 incluyó el festival se necesitan dos factores importantes, visión y estrategia de alto nivel, en el que no solo se integre una programación rica y sustanciosa; sino que además se contemplen honorarios para todos los participantes, difusión y promoción para su trabajo, partiendo de una perspectiva común como lo es el Estado.
Lo anterior sin contar que, en la inclusión está la riqueza cultural de Baja California, por lo que es necesario subrayar aciertos importantísimos y que no habían sucedido en los 20 años anteriores del festival. El primero de ellos el hecho de haber dedicado esta edición a nuestros pueblos Yumanos y haber nombrado al festival Páa Iwa Cháu-Nuestra Casa; así como el mostrar al país que en Baja California tenemos 5 pueblos que nos dan origen y arraigo a quienes aquí nacimos y vivimos, como los son las etnias Kiliwa, Pai Pai, Kumiai, Cochimí y Cucapah.
El segundo acierto lo fue, el traspolar la dinámica cultural, artística y de tradiciones de nuestro Estado a plataformas fuera de nuestra entidad, como los 3 días de Baja California en el Complejo Cultural Los Pinos, hecho que puso en el reflector cultural nacional a nuestra entidad, pero además, el aprovechar el talento bajacaliforniano que radica en el centro de México y que a lo largo de años ha venido representándonos con calidad absoluta en términos de danza, teatro, literatura, y artes visuales.
Sin duda los puntos expuestos en el párrafo anterior, son una forma de legitimar el aporte de Baja California a la dinámica cultural nacional, pero también de asentar bases sólidas en productividad y creatividad artística que de igual manera permea en el avance económico de México.
Otro punto verdaderamente significativo, fue el integrar en la programación actividades relativas a festejos de tradición en barrios y colonias populares de todo el Estado, tal es el caso de la Colonia Libertad en Tijuana y el concierto de los legendarios Moonlights, los festejos vaqueros de la zona de La Misión y la Cabalgata de las Fiestas de la Frontera en Rosarito, el concierto de Cumbia Catrinas en la Colonia Progreso de Mexicali y el Fandango del Mar de Cortés en San Felipe.
Baja California es una de las tantas entidades del norte de México que han sido golpeadas por el crimen organizado en diferentes momentos de su historia, con lo que se ha generado una latente entre las prioridades y objetivos de varias administraciones en los últimos 30 años, de ahí que el haber incluido la conferencia «Pablo Escobar, una historia para no repetir» en voz y presencia de su hijo Sebastián Marroquín, dirigida a jóvenes adolescentes y en edad adulta dentro del festival, nos da una lectura del poder de la cultura aplicada en nuestras actuales generaciones y el prevenirlos partiendo de esta delicada perspectiva, sin duda es un compromiso que todas las administraciones, presentes y futuras, deben integrar en sus planes de gobierno.
Como último acierto a resaltar dentro la organización del Festival de Octubre este año, fue la inclusión de actividades con perspectiva de género, pues no podemos ignorar que los sectores mal conocidos como «minorías», como lo es la comunidad LGBTTTI+ tienen un potencial creativo de grandes dimensiones, y su incidencia en el desarrollo e impulso artístico y cultural ha existido desde siempre.
En términos de beneficiados, tan solo en las 8 actividades masivas y hasta el momento los resultados son los siguientes:
Concierto del trovador Fernando Delgadillo: 834 personas
Fiesta en mi barrio por el 93 Aniversario de la Colonia Libertar de Tijuana: 4000 personas
Concierto de Javier Batiz (Festiarte) en Tijuana: 1000 personas y en Ensenada: 500 personas
Carmina Burana en ensayo: 250 personas
Carmina Burana en Concierto: 1000 personas
Conciertos de Eugenia León (es sus tres sedes Mexicali, Tijuana y Ensenada): 2850 personas
Lo que hace un total de 46 mil 167 personas.
Recuerdo bien que en la conferencia de prensa que organizó la Secretaría de Cultura de Baja California para presentarnos la programación de lo que sería la XXI Edición del Festival de Octubre, su titular, Alma Delia Ábrego Ceballos, fue bien clara y dijo entonces que, cuando arribó a la titularidad de su actual cargo solo se contaba con 50 mil pesos para la producción del festival, para lo cual se dieron a la tarea de generar actividades de procuración de fondos y apoyos que les permitió conjuntar 5 millones de pesos que dieron como resultado esta algarabía; con un Festival de Octubre muy distinto a ediciones pasadas.
Recuerdo también que dijo, que contaba con un equipo de trabajo comprometido y de gran experiencia, que en ocasiones sentía estar liderando un cardumen de tiburones, a lo que digo, que sigan nadando fuerte, porque todas las metas en términos de arte y cultura a partir de las instituciones deben ser superables.
El conteo para completar la numeralia arrojada por las actividades del festival aún no termina.
Gracias por esta experiencia de un XXI Festival de Octubre Páa Iwa Cháu-Nuestra Casa, sin precedentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here